IMG 20160405 WA0001

El Instituto Internacional Hermes España nos trajo a Mª Dolores Fernández-Fígares, que nos habló de cómo y por qué se generan los símbolos de una ciudad, no sólo como objetos materiales sino también como elementos con valor histórico propio.

La ciudad no es sólo un tramo urbanístico, su verdadero valor lo constituye su doble, es decir, su alma: lo social y cultural plagado de secretos, misterios, leyendas... Estos imaginarios sociales están llenos de historia. Pero las ciudades modernas están desprovistas de esa imaginación colectiva, sin fuerza ni evocación. La sociedad necesita de esos lugares clave que nos recuerden nuestros orígenes y que dan sentido a nuestra vida.

A la ciudad de Granada no le faltan esos lugares enigmáticos cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos. El propio enclave de la ciudad construida sobre 7 colinas, el protagonismo de sus murallas, sus monumentos hacen de la ciudad de los Cármenes un lugar al que se necesita volver . Su nombre hace referencia, no sólo al fruto de la granada, símbolo de lugar fértil, sino también se refiere a la forma que tiene en el espacio.

El origen de la ciudad de Granada parece misterioso. Aunque se han elaborado las teorías más increíbles, desde remontar su creación al bíblico Noé, pasando por Hércules, hasta distintas civilizaciones mediterráneas de la antigüedad. Muchos de sus rincones están envueltos en leyendas y mitos que la han convertido en una ciudad mágica; aunque también hay que reconocer a Granada como ciudad artística y culta con renombre universal.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar